Lugares visitados

22 de noviembre de 2009

(52) BORIS BELKIN CON LA REAL ORQUESTA SINFONICA DE SEVILLA:

En la noche de ayer asistimos a otro magnífico concierto de la ROSS, esta vez bajo la dirección del maestro alemán Hansjörg Schellenberger, director y oboísta de reconocido prestigio. Ganó su primer premio en el Concurso de Jóvenes Músicos, lo que le supuso una beca para ampliar su formación en Interlochen (Michigan, EE.UU). Continuó sus estudios en Munich con Manfred Clement. Posteriormente asistió a las Lecciones Magistrales de Heinz Holliger.

Durante esta época participó en numerosos conciertos, muchos de música contemporánea, y obtuvo los primeros premios en varios concursos internacionales: entre los que cabe destacar el ARD de Munich. En los años setenta fue solista de la Orquesta de la Radio de Colonia y, desde 1980 a 2001, de la Orquesta Filarmónica de Berlín. Entre 1980 y 2001 ha tocado con directores de la talla de Carlo Maria Giulini, Zubin Mehta, Riccardo Muti y Claudio Abbado, entre otros. Ha dedicado gran parte de su actividad artística a la música de cámara con grupos como el Conjunto de Vientos de la Filarmónica de Berlín y el Conjunto Viena-Berlín. En 1991 fundó el Ciclo Berliner Haydn-Konzerte que sigue hoy día bajo su dirección. Ha grabado el Quinteto para piano y vientos de Beethoven, Quinteto para piano y vientos de Mozart y el Trío para piano, oboe y fagot de Poulenc, con J. Levine y M. Turkovic. Entre 1981 y 1991 enseñó en la Academia de Música de Berlín. También ha sido Profesor Invitado en la Academia Chigiana de Siena. Desde el curso 2000-2001 es Profesor Titular de la Cátedra de Oboe Repsol YPF en la Escuela Superior de Música Reina Sofía. En la actualidad es Profesor Jefe del Departamento de vientos del Instituto Internacional de Música de Cámara de Madrid.

En la primera parte del programa, dos obras de Sergej Prokofiev (1891-1953): la Sinfonía nº 1, Op. 25 "Clásica" y, a continuación, el Concierto para violin y orquesta nº 2, Op. 63, magistralmente interpretado por el violinista de la antigua URSS Boris Belkin, actualmente considerado como uno de los grandes violinistas mundiales.

Sergéi Sergéyevich Prokófiev (Sontsovka - Ucrania, 23 de abril de 1891-Moscú, 5 de marzo de 1953), fue hijo único. Su madre era pianista y su padre un ingeniero agrónomo relativamente acomodado. Prokófiev demostró a temprana edad unas dotes musicales poco usuales y en 1902, cuando empezó a recibir lecciones particulares de composición, ya había compuesto algunas piezas. En cuanto dispuso de las herramientas teóricas necesarias, se puso a experimentar, sentando las bases del que sería su propio estilo musical. Sus primeras obras, como el Concierto para piano n.º 1 (1911) y la Suite escita para orquesta (1914), le valieron mala fama como músico contra la línea nacionalista rusa. De 1918 a 1933 vivió en Europa occidental, realizando giras como pianista en las que interpretaba obras propias como sus 5 Conciertos para piano y sus 5 primeras Sonatas para piano. Su obra más destacada en esta época es la Sinfonía clásica (1918). Durante los años en que vivió fuera de su país compuso para el empresario de los Ballets Rusos, Sergéi Diágilev, los ballets Chout (1921), El bufón y El paso de acero (1927), apoteosis de la industrialización que estaba produciéndose en ese momento en Rusia. De este mismo periodo son las óperas El amor de las tres naranjas (1921), basada en una fábula del dramaturgo Carlo Gozzi (autor de Turandot), y El ángel de fuego (1919).

Boris Belkin, destacado músico ruso (Ekaterimburgo, 1948), que dejó la entonces Unión Soviética en 1974 por problemas políticos, fue alumno de Leonard Berstein y de Isaac Stern. De este último conserva, como una suerte de legado, su legendario violín, un Roberto Regazzi di Bologna, que utiliza en los conciertos.

Boris Belkin comenzó sus estudios de violín a al edad de seis años y estudió en la Escuela Central de Música del Conservatorio de Moscú. Mientras realizaba sus estudios tocó por toda la Unión Soviética con las orquestas nacionales más destacadas, ganando en 1973 el primer premio del Soviet National Competition para violinistas. Desde que salió de Rusia en 1974, ha actuando por todo el mundo con las mejores orquestas y la mayoría de las orquestas británicas. Boris Belkin ha tomado parte en numerosas producciones televisivas: una película sobre la biografía de Jean Sibelius, con Bernstein y la New York Philharmonic, con la Orchestre National de France y con Haitink y la Royal Concertgebouw Orchestra. Su primera grabación fue el concierto de Paganini n.º 1, con la Israel Philarmonic, bajo la batuta de Zubin Mehta.

En el siguiente video, un joven Boris Belkin interpreta a Tchaikovsky con la Orquesta Filarmónica de Nueva York, bajo la dirección de Leonard Berstein, en 1976:

En la segunda parte del concierto de hoy, la ROSS interpretó la Sinfonía nº 101 en Re mayor "El Reloj", de Franz Joseph Haydn. El sobrenombre de esta sinfonía deriva del ritmo pendular, como un tic-tac mecánico, del Andante de su segundo movimiento.

Ver el Andante de "El Reloj" en el siguiente video:

Para esta ocasión, la Sinfónica de Sevilla contó, como Concertino Invitado, con la colaboración del extrovertido violinista Lorenz Nasturica-Herschcowici, nacido en Bucarest, actualmente Concertino de la Orquesta Filarmónica de Munich:

Este acreditado violinista toca en un Stradivarius (ex. Hegedus) de 1692, que la empresa Hamberger – Fine Instruments, de Munich, ha puesto a su disposición.

Tras el concierto de anoche, tuvimos el placer de coincidir en un céntrico restaurante con el primer cello y solista de la ROSS, Dirk Vanhuyse (ver mi post nº 23) y con el también violín de la Orquesta, Nazar Yasnytskyy y su simpática esposa, con los que mantuvimos una interesante conversación sobre temas musicales.

15 de noviembre de 2009

(51) MARILIN, (DETALLE) DE LA ÚLTIMA OBRA DE MI HIJA:

(50) LA ORQUESTA DE CÓRDOBA EN EL TEATRO DE LA MAESTRANZA DE SEVILLA:


Interesante concierto el ofrecido anoche en el Teatro de la Maestranza de Sevilla por la Orquesta de Córdoba, bajo la dirección del maestro Manuel Hernández-Silva (Caracas, 1962). Este hispano-venezolano ha vivido veinte años en Viena. Allí inició sus estudios de dirección en el Conservatorio Superior de Música, que culminó en 1989 con matrícula de honor. Desde la temporada 2005/06, Hernández Silva es Director Principal Invitado de la Orquesta Sinfónica de Karlsbad (Karlovy Vary) en la República Checa, y Director Titular y Artístico de la Orquesta de Córdoba.


En la primera parte, la Orquesta interpretó la Sinfonía nº 8, Op. 88 (1889) de Antonin Dvorák (1841-1904), una de sus más conocidas composiciones, algo eclipsada -quizás- por la más famosa Sinfonía nº 9 Del Nuevo Mundo, Op. 96.
 

Uno de los principales compositores europeos del siglo XIX, Antonin Dvorák, nació en Nelahozeves, un pequeño pueblo bohemio a 30 kilómetros al norte de Praga, el 8 de septiembre de 1841. De niño aprendió a tocar el violín y, a menudo, entretenía con él a los huéspedes del mesón de su padre Antonin Liehmann que le enseñó piano y órgano. Entre 1857 y 1859 estudió en la academia de órgano de Praga; más tarde se unió a la banda de concierto de Komzák y después formó parte de la orquesta del Teatro Nacional de Praga, entonces Teatro provisional, donde tocó bajo la batuta de Smetana. Su primer éxito lo obtuvo en 1873 con el estreno de la cantata Hymnus (Los herederos de la Montaña Blanca). En ese año se hizo internacionalmente famoso gracias a la publicación de la primera colección de danzas eslavas.

Casa natal de Dvorák en Nelahozeves:


Entre 1892 y 1895, Dvorák fue director del National Conservatory of Music de Nueva York. En Estados Unidos adquirió gran afición por los espirituales negros y la música propia de ese país. Dvorák murió el 1 de mayo de 1904 en Praga; el día de su funeral fue una jornada de luto en toda la región de Bohemia.
 
En la segunda parte del concierto, la Orquesta ofreció dos interesantes muestras de la música latinoamericana: La Suite para orquesta "Redes", del compositor mejicano Silvestre Revueltas (1899-1940) y las Danzas del ballet "Estancia", del argentino Alberto Ginastera (1916-1983).
 

Silvestre Revueltas nació en Santiago Papasquiaro, Durango, el 31 de diciembre de 1899. Dedicó los primeros años de su carrera al mundo del concierto como violinista y director de orquesta, y más tarde se centró en la composición. Su estilo es directo y en su música utiliza ritmos e instrumentos populares que reflejan muchas veces las tradiciones folclóricas mexicanas. En 1928, Carlos Chávez, nombrado director del Conservatorio de México, lo llamó para dar la cátedra de composición. Nueve años después marcharía a España a participar en la Guerra Civil al lado de los republicanos. Escribió obras sinfónicas, canciones, ballets y composiciones teatrales como Esquinas (1930), Redes (1938), La coronela, Homenaje a García Lorca, Janitzio, El renacuajo paseador y Sensemayá, para canto y pequeña orquesta sobre texto del poeta cubano Nicolás Guillén. En 1936 ocupó el cargo de la secretaría general de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios. Murió en la ciudad de México el 5 de octubre de 1940.

Carlos Chávez tenía la intención de producir y musicalizar una proyección cinematográfica documental que dirigiría su amigo Paul Strand, fotógrafo estadounidense. El nombre de dicha película sería Pescados y se filmaría en Alvarado, Veracruz. Pero hubo algunos cambios: la colaboración de Strand se limitó a la fotografía, el filme fue dirigido por Fred Zinemann y Emilio Gómez Muriel, no fue un documental sino una historia de ficción basada en hechos reales, no fue Chávez sino Revueltas quien se encargó de musicalizarlo y, por último, al filme se le cambió el nombre de Pescados por el de Redes. La obra trata de la vida de los pescadores de Alvarado, quienes por cierto actuaron en la película. Es una obra de fuerte contenido social, pues trata de la pobreza en que viven los protagonistas y expone los conflictos obrero-patronales otorgando una especial importancia a la lucha de clases, factor muy importante en el movimiento nacionalista mexicano del siglo XX.
 
Alberto Ginastera (Buenos Aires, 1916-Ginebra, 1983) está considerado como uno de los compositores latinoamericanos más importantes del siglo XX.
 
Talento precoz, realizó sus estudios musicales en el Conservatorio Nacional de Buenos Aires bajo la tutela de Athos Palma y José André y con el tiempo sería nombrado director del Conservatorio de La Plata. Fue también fundador del Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales, así como de la Facultad de Ciencias y Artes Musicales de la Universidad Católica de Argentina.
 
Imagen siguiente: Alberto Evaristo Ginastera con su esposa, la violonchelista argentina Aurora Natola:
 

La suite orquestal de su ballet Estancia es posiblemente su obra más conocida e interpretada. Su primer movimiento (Los trabajadores agrícolas) describe los trabajos de los ganaderos en la estancia; continúa con la Danza del trigo, más melódica y pausada; tras la tercera danza (Los peones), llega la veloz danza final (Malambo), típica de los gauchos, de enorme fuerza y que fué magistralmente interpretada anoche por la Orquesta de Córdoba.
 
 

2 de noviembre de 2009

(49) BAJO EL PUENTE DE TRIANA:

Es mediodía en Sevilla; sol de sobremesa en un día festivo. Aunque las previsiones anuncian un cambio radical en el tiempo, el calor se resiste a marcharse. Otoño con sabor a primavera y olor a castañas asadas. Después de dos días de fiesta, nadie tiene mucho que hacer. Bajo el puente de Triana se congregan variadas facetas del ocio: unos charlan, otros pescan, otros pasean en los barcos turísticos. Dos amigos, de rigurosa estética alternativa, se enfrascan ensimismados en una partida de ajedrez; mientras, su música descansa sobre los adoquines del muelle. La tarde transcurre plácidamente. El tiempo pasa y no pasa nada. Mañana será otro día.

1 de noviembre de 2009

(48) SENDERISMO EN EL PARQUE NATURAL DE LA SIERRA NORTE DE SEVILLA (I):


El Parque Natural de la Sierra Norte, en la provincia de Sevilla, abarca una parte de Sierra Morena donde el paisaje dominante lo conforman extensas dehesas de encinas y alcornoques. Es uno de los parques naturales más extensos de Andalucía, ocupando 177.484 ha que integran a 10 municipios total o parcialmente: El Real de la Jara, Almadén de la Plata, Cazalla de la Sierra, Constantina, El Pedroso, Las Navas de la Concepción, San Nicolás del Puerto, La Puebla de los Infantes, Alanís y Guadalcanal.
Entre los ríos que surcan este sistema montañoso destaca la Ribera del Huéznar, en cuyas márgenes se desarrollan frondosos bosques de galería. Se trata además del único río truchero de la provincia y de toda Sierra Morena.

Entre los valores geológicos del Parque destaca el Cerro del Hierro, declarado Monumento Natural. En este lugar, la extracción de hierro, ya desde los tiempos de Roma, ha originado un paisaje muy peculiar al retirar el mineral acumulado en los huecos existentes en las rocas calizas, con sugerentes formaciones kársticas:

La antigua mina de hierro del Cerro del Hierro, de la época romana, en la actualidad ha sido habilitada para la práctica del senderismo y la escalada.

El manantial o fuente natural del nacimiento del río Huéznar, junto al casco urbano de San Nicolás del Puerto:

Entrada a San Nicolás del Puerto por el sendero de la ribera del Huéznar:



Panorámica de Alanís y su castillo, en el límite norte del Parque Natural. Este pueblo está igualmente en el límite entre Andalucía y Extremadura: