Lugares visitados

29 de agosto de 2010

(92) EN LOS TÚNELES DEL VIETCONG:

Los túneles se encuentran en la región de Cu Chi, a unos 70 kms. de la ciudad de Ho Chi Minh. Inicialmente fueron excavados para luchar contra las tropas de ocupación francesas, pero en la guerra contra los EE.UU., los soldados del Vietcong ampliaron la red para su lucha contra los americanos, alcanzando aproximadamente unos 250 kms. de túneles.

Generalmente se construyeron en tres niveles, de 9 metros de profundidad, por lo que podían soportar los intensos bombardeos enemigos. Los túneles llegaron a excavarse incluso debajo de las propias bases americanas, por lo que éstas eran objeto de constantes robos de material militar y alimentos por parte de los vietnamitas.

Debido a la estrechez de sus entradas y de su interior, los soldados norteamericanos -de mayor envergadura que los vietnamitas- quedaban fácilmente atrapados, por lo que para llevar a cabo la lucha en su interior (los llamados "ratas de túnel") hubieron de utilizar soldados de origen oriental (filipinos, camboyanos, etc.). Por ello, algunos tramos de los túneles han sido actualmente ensanchados para permitir la visita de los turistas.

.

(91) UNA PAELLA EN SAIGÓN:

Después de haber cruzado Vietnam en su integridad de norte a sur, desde Hanoi hasta Saigón, subsistiendo a base de comidas vietnamitas (y algún que otro plato internacional en los buffets de los hoteles de la ruta), surgió la oportunidad en HCMC (Ho Chi Minh City, es decir, Saigón) de cenar una noche en un restaurante español. Para ello, nada mejor que el céntrico RESTAURANTE PACHARÁN (97 Hai Ba Trung Street, District 1), muy cerca de la Opera (saliendo del Hotel Caravelle, a la derecha, a unos 150 metros).
El menú resultó de lo más castizo: un plato de entremeses fríos (gazpacho y pinchos de tortilla, langostinos, jamón serrano, etc.), seguido de los clásicos calamares fritos, gambas al ajillo y albóndigas (con sabor típicamente español).

Como plato principal, el plato estrella de la gastronomía española, tal como la entienden los turistas: paella valenciana, con gambas, chocos y almejas. De postre, crema catalana y plato de frutas variadas (la media rodaja del centro, blanca con puntitos negros, es la conocida fruta del dragón, de escaso sabor, que podría definirse como un higo chumbo con estudios universitarios).

En resumen, una divertida cena que traigo a mi blog por su valor anecdótico.
.

23 de agosto de 2010

(90) BILLETES DEL REINO DE CAMBOYA:

La moneda oficial de Camboya es el "riel". Debido a su bajo valor, las monedas casi no circulan. Hay billetes de hasta 100000 rieles. El cambio habitual es de 1 dólar USA = 4.000 rieles. El dólar USA circula en Camboya como segunda moneda y se acepta en cualquier parte.
*****

Billete de 100: Escuela rural y alumnos:

*****

Billete de 500 rieles: Templo de Angkor:

Billete de 500: Puente sobre el río Mekong:

*****

Billete de 1.000: Puerta del templo de Angkor:

Billete de 1.000: Puerto de Sihanoukville:

*****

*****

Imagen del Rey Norodom Sihanouk, padre del Rey actual Norodom Sihamoní:

*****

22 de agosto de 2010

(89) EL TRÁFICO EN HO CHI MINH CITY (SAIGÓN):

Saigón es la mayor ciudad de Vietnam y su primer puerto fluvial. En toda su extensión, superior a los 2.000 km2, es permenentemente recorrida por un verdadero enjambre de motocicletas que circulan sin sujección a regla alguna de tráfico. Los estridentes sonidos de sus bocinas tienen como única finalidad la de avisar de la presencia del vehículo a los restantes usuarios de la vía. El Reglamento de Tráfico puede traducirse aquí como "Libro de la Selva". Los "Pasos de Cebra" pueder ser traducidos como "Trampas de Tigre". De ahí que una de las más intensas experiencias que puede experimentar el viajero es la de intentar cruzar a pie una de sus grandes avenidas. La adrenalina se dispara y la sensación de aventura te hace disfrutar de lo que parecen ser los últimos momentos de tu vida, algo semejante a lo que debe de sentir un ñú cuando se dispone a cruzar el río Mara ante las ávidas miradas de los cocodrilos que lo acechan. Ni por un momento cometas la torpeza de creer que algún vehículo va a cederte el paso. La culminación de la hazaña dependerá solo de tu sangre fría.

Cuando has terminado de cruzar -dicen que la regla es hacerlo muy despacio, para que la motocicleta tenga tiempo de frenar justo un momento antes del impacto- te sientes más realizado, más cercano a Indiana Jones o a alguno de tus otros héroes favoritos. En defintiva, un deporte aconsejable, que debe de practicarse al menos una vez en la vida. Mirad el siguiente vídeo y veréis de qué estoy hablando:

video

20 de agosto de 2010

(88) EL GRAN TEMPLO DE LA IGLESIA CAODAISTA EN TAY NINH:

El caodaísmo fue fundado en 1921 por Ngo Van Chieu, un modesto funcionario de la administración colonial nacido en Cholon en 1878. El Ser supremo, o Cao Dai, le fue revelado durante una sesión espiritista. Lo que inicialmente comenzó como una secta, es hoy una religión oficialmente reconocida en Vietnam, que alcanza varios millones de fieles. El Caodaísmo, que existe exclusivamente en Vietnam, combina el Budismo, el Cristianismo, el Taoísmo y el Confucianismo.

Bajo la tutela de Cao Dai, Creador del Universo, Confucio, Buda, Jesucristo o Mahoma son considerados meros profetas. El panteón caodaísta se integra por otros "santos" ilustres, tan variopintos como Víctor Hugo, Juana de Arco, Louis Pasteur, Lenin o Winston Churchill.

La secta está gobernada por un Sumo Pontífice, cargo que se encuentra vacante desde hace ya varios años. Los obispos a los que corresponde la elección del Papa esperan desde entonces la "inspiración o revelación" necesaria para llevar a cabo tal nombramiento.

Durante la "misa" o ceremonia principal, que tiene lugar a las 12,00 de la mañana, los miembros del clero ocupan la parte central delantera del templo, vistiendo túnicas cuyo color corresponde al origen de cada uno de ellos: amarillo para el budismo, púrpura para el confucianismo y azul para el taoísmo, mientras los fieles, vestidos con blancas túnicas, ocupan las naves laterales: los hombres a la derecha y las mujeres a la izquierda. El público y turistas asistentes, que previamente han dejado su calzado a la entrada del templo, son invitados a presenciar la ceremonia desde las balconadas superiores situadas a ambos lados de la amplia nave del templo.

A lo largo de la ceremonia, los músicos y el coro infantil, que ocupan la parte trasera del piso superior, interpretan repetidamente una prolongada canción o letanía religiosa:

video

La "Santa Sede" de la secta se ubica en el pueblo de Long Hoa, a 4 kms. de Thay Ninh, al noroeste de la ciudad de Saigón (hoy Ho Chi Minh City) y muy cercana a la frontera de Cambodia. La Catedral, descrita por Graham Greene como "una fantasía oriental a lo Walt Disney" fué construida entre 1933 y 1955 y asocia elementos arquitectónicos cristianos, taoístas y budistas.

18 de agosto de 2010

(87) BAHÍA DE HA LONG: LA AGONÍA DE UN PARAÍSO:

No puede negarse que la bahía de Halong es uno de los paisajes más bellos del planeta. Casi 2.000 islotes de piedra cárstica, llenos de vegetación, emergen en esta bahía de aguas turquesas, al norte de Vietnam, en el Golfo de Tonkín.

Las características tan peculiares de este singular panorama se repiten en muy pocos otros lugares de la tierra, tales como las montañas cársticas de la provincia de Guilin, en China, por entre las que discurren las plácidas aguas del río Li, así como el parque nacional marino de Ang Thong, en las aguas del golfo de Tailandia, a unos 30 kms. de la isla de Samui (Koh Samui).

Pero, muy al contrario de Ang Thong, con sus cuarenta islotes que los tailandeses han sabido preservar de la voracidad turística y donde aún es posible bucear en sus aguas cristalinas, la bahía de Ha Long está siendo víctima de su propio éxito, sufriendo la explotación de operadores turísticos que mantienen en la bahía una flota de casi mil juncos que infectan las aguas con sus residuos y vertidos de petróleo, haciendo cada vez más insoportable un privilegiado lugar que ha sido declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Y lo triste es que nadie parece hacer nada para evitar tan exagerada degradación del entorno. El gobierno de Vietnam y la municipalidad de la provincia miran hacia otro lado, mientras la bahía les proporciona más del 30% de los ingresos turísticos del país. Se está matando así, miserablemente, a la gallina de los huevos de oro. De seguir así las cosas, tal vez la UNESCO debería llegar a retirar el nombramiento de Patrimonio de la Humanidad que concedió en 1994.

Incluso el "relajante baño" -como lo anuncian los folletos de viajes- en la mítica playa de Titov, resulta en realidad una triste experiencia (según hemos tenido la ocasión de comprobar personalmente) que obliga al visitante a salir de inmediato de unas aguas infectas, en las que flotan latas de bebidas y otros residuos en medio de las malolientes manchas de petróleo de los juncos que amarran directamente en el embarcadero de la citada playa.

Durante nuestro viaje hemos surcado sus aguas navegando en uno de los juncos (ver foto inferior) que, a la caída de la noche, fondea entre los islotes rodeado de otros muchos barcos que obligan a soportar el ruido de los generadores hasta el amanecer.

Pero mis anteriores comentarios no significan que la visita a Halong no sea aconsejable, si se quiere disfrutar de este singular entorno de extraordinaria belleza. Tan solo pretenden ser una llamada de atención para evitar la inmisericorde degradación de este lugar, en el que el viajero se ve obligado a dejarse tratar como un turista, en la acepción más peyorativa del vocablo.

En resumen, la maravillosa bahía de Halong agoniza lentamente, en un inexorable camino hacia la extinción del paraíso natural que ha sido desde que fuera creada por el Dragón Descendente, conforme a la leyenda local. Lo peor será que las lamentaciones llegarán cuando ya no exista remedio. Tal vez sería aconsejable que el ser humano la dejase descansar en paz de una vez por todas. Nosotros, al menos, hemos tenido el privilegio de disfrutar de su entorno antes de que llegue tan triste momento.